Buscar en este blog

miércoles, 26 de enero de 2011

POEMAS DE LUKO PALJETAK




Traducción Željka Lovrenčić


Luko Paljetak nació el 19 de agosto de 1943 en Dubrovnik. Se graduó en el año de 1968 en la Facultad de Filosofía y Letras de Zadar. El mismo año empezó a trabajar en el Teatro de Títeres de la misma ciudad, y desde el 1973, como ayudante en la  Facultad de Filosofía y Letras donde trabajó hasta el 1978. En la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zagreb hizo su Doctorado en Filología. Vive en Dubrovnik, es redactor y secretario del consejo editorial de la revista “Dubrovnik”. Es miembro de la Sociedad de Escritores Croatas y de muchas otras organizaciones. También es miembro de número de la Academia Croata de Ciencias y Artes. Es uno de los autores croatas más prolíferos. Publicó numerosos libros tanto para adultos como para niños y “mapas poético-gráficos”. De su vasta obra destaca: Ljubičaste kiše (Lluvias violetas, 1973), Inventar (Inventario, 1993), Bijela tama - Izabrane Pjesme (Oscuridad blanca - Poesías Escogidas, 2000), Crna kronika (Crónica negra, 2006) - para adultos y para niños Strašne mačke (Los gatos terribles, 1980), Lavice na kavici (Las leonas en el café, 1990), Brod od papira  - s vlastitim ilustracijama (El buque de papel - con sus propias ilustraciones, 2003) y Četiri godišnja doba (Las cuatro estaciones, 2006). Sus obras han sido traducidas a varios idiomas. Ž. L.       


MĺSTICAS  

2

El aňo quiere pasar como una mano
por el pelo, el peine como lira sirve al viento
cuando  canta a mí, quédate un poco más conmigo,
nada te cuesta, es sólo el
 trasladarte en tu cuerpo de un sitio
al otro donde podrás de nuevo estar
conmigo y no eres sino estás
y tú y yo y el perro y su sonrisa
al amanecer, el amanecer no importa,
solamente es importante qué estrella se
borrará, para tantos - y parte
de nosotros, ésa es; no te entregues a nadie todavía,
como la nube;  el año quiere pasar
como nube, y yo también lo quiero,
pero me quedo y eso es, por ahora, maravilloso.


3  

Las estrellas son la saliva del caracol celeste,
créeme, esta noche cuando la gente es mala
y piensa obstinadamente, mis pensamientos
son colibríes, la pimienta, la canela y la soya
 florecen en mi huerto, no sé por qué,
 quizás tú lo recuerdes,
pero tú te acuerdas sólo de los verbos
irregulares, de la sonrisa de los juguetes, esperas,
y  ya todo eso llegó, helo aquí, todo está aquí
y  ya se alista para irse, y el tren
se fue lleno de alguna gente mal
vestida y mal pagada, bajo la nieve
se fue el girasol y parte
del horizonte, esta noche cuando la gente es mala
y piensa obstinadamente, mis pensamientos.


5

Soy árbol, ven, si no eres pájaro
sélo, si no tienes plumas toma
una almohada, desgárrala con las uňas, salta
a la miel y vuela o despluma
al cóndor, si eres pájaro picotea
la cera, liga con ella el nido, ven,
árbol soy, si no eres pájarro sé
 hacha, tierna como una sombra, quita
de mí todo lo innecesario y yo lo quito
de mí todo y estoy parado, espero el viento,
quizá él eres tú, ¿no lo eres?, si
no lo eres, respira profundamente, mis hojas
dan olor del alma, reciben el olor de tu alma,
 si no eres viento ¿qué eres?,
recién ahora veo: tu eres el árbol, yo.
      

7

Olvídame, así que puedo quedar  
enteramente tuyo, de lo contrario debo
olvidarte para poder
retenerte, y no soy el que
puede retener algo, ni siquiera a sí mismo,
y no lo haré, seré parte de la deuda eterna,
la devolveré a través de ti, toma la sombra
del camello y dásela a quien quieras, pero
no cabalgues en ella tras él, si viene
hacia ti, no permitas que se dirija a  
otro sitio, toma la seda, toma cada
huella dejada del papel que se transforma
en piel; mientras anoto todo aquello
que siempre puedes coger, y no
lo coges, para poder quitártelo yo.     


9

Cuando te tomo en mis brazos tú eres
mucho más de lo que recibo en mis manos
todo lo demás entonces se pierde
totalmente, yo ante todo, me devuelves de nuevo
a ese lugar pero ya no estás
ahí, sino en algún otro sitio para poder repetir
lo mismo, como si ese algo se pudiera repetir
te repito, ¿se puede
repetir el esplendor en la hierba, el cazador
entre el centeno?, todo se irá a los libros,
quedaremos completamente solos, el uno  
al otro libertad, uno al otro
círculo puro cuyo diámetro también
es  círculo, uno al otro uno, con otro
 otro, para otros fines cotidianos.      


PERSONALES

15
Elogios
(Pohvale)

Esta mañana elogiaría la niebla, la hermana del
engaňo, y engaňo, la hermana del corazón, corazón
también, pero y  costillas, y hojas
porque cae tan instructivamente
sobre la tierra y al viento, distribuidores
de leche y madres nodrizas y los niňos
que chupan el pulgar, y elogiaría
los aduaneros y los contrabanditistas, la gallina
y los huevos, a cada uno, sin tomar en cuenta
quien tiene la prioridad y a Colón, a la nave
en la botella, el vino en la uva y en la botella,
y el agua, la monja caritativa,
esta mañana y siempre, elogiaría muchas otras cosas
me elogiaría a sí mismo, no; esto sería
en realidad un conflicto de intereses.


19

Mirar hacia atrás
(Osvrtanje)

Sin cesar miro hacia atrás y no hay
nadie detrás de mí, sin embargo
hay que mirar hacia atrás, sobre ambos
hombros, aquí, en alguna parte todavía está el aroma
de los lirios, de dinosaurios y de las viejas
medicinas, aquí en alguna parte siempre está
algo que aquellos que huyen de nosotros
dejan, algo que nosotros podemos necesitar
en el momento cuando habrá que huir
de ellos o de nosotros, aquí en algún lugar
se encuentra la cuerda para la ropa y en ella el gorrión
y la pinza y sólo un calcetín,
 el otro quizá lo lleva un cojo,
hay que mirar hacia atrás y cuando no haya
nadie detrás ni delante de ti.      


DURAS
1

¿Quién acariciará a las ancianas, quién en sus
ojos verá el brillo de las estrellas
apagado hace ya tiempo?  ellas son ahora
fruta seca y a causa de las glándulas
les crecen los bigotes, signo de maldad
pensamos, ya no hay nadie que las lleve a
la pista de baile ahora y si quisieran
no deberían sonreir porque sus encías están
desdentadas; hoy, sabemos, hay
muchos medios diferentes, nadie los recordaría,
pero para ellas la única estación del aňo 
es el invierno, les trae
la nieve y en el verano; acariciando, tu pelo
acaricio y aquella anciana que hay en ti.


CARIÑOSAS
1

Irresponsablemente bella, ahora y siempre,
¿por qué pides mi respeto,
puedo y me permito decir lo que quiero,
para mí tú eres un pote, la sartén, una tostada,
un ladrillo común anaranjado, amarillo,
agujereado o sin ellos, sí, tú eres ortiga, eso eres, no eres rosa
de ninguna manera, aunque, tengo que reconocerlo, floreces
de manera extraña hacia todo
cuerpo celeste, como si yo no fuera
cuerpo, y lo soy, ¡qué cuerpazo!
para el cielo, ¿por qué entonces se me haces
alma, y eres alma, en verdad lo eres,
lo reconozco, por eso guárdalo, para la eternidad,
y dame el día de hoy ahora.


22

Los enamorados son algo completamente distinto
a nosotros, ellos saben todo: que hay
que hacer con la nariz, y que hay que decir,
y cuando hay que poner las manos alrededor
de la cintura y cuando debajo la camisa. Saben
exactamente cuando hay que ir al cine
y cuando al coche. Saben en que van a mentir a
los demás y como a sí mismos, cuando hay
que enojarse, que estrella hay
que mirar y cuando, cuando hacer 
 el amor y cuando sacar el perro,
cual calle hay que pasar, cuando se escribe con
mayúscula y cuando con minúscula, quien es
el mejor hombre, saben todo, y yo,
cuando estoy contigo, no sé nada, nada.      
  

INCIERTAS

Octubre
(Listopad)

A octubre hay que amar para
poder amar cada hoja y cada flor
en la primavera, eso no irá sin
tristeza, es claro, pero ni el tren parte
sin tristeza, el cisne no va sin tristeza
al hielo, ni la joven novia bajo la corona,
el mar sin tristeza no se va a la playa,
ni de la playa, pero por eso las lágrimas
a veces, ruedan por la cara
alegremente; tienes que amar la lejanía
para poder estar cerca, pero eso no irá
sin tristeza, ni cuando te vas,
ni cuando vuelves, pero el paso conoce
la alegría, como y el oído reconoce cada
paso, hasta y cuando no existe.

De la antología poética: Conversaciones (Pregovaranja)               


No hay comentarios:

Publicar un comentario