Buscar en este blog

sábado, 19 de febrero de 2011

POEMAS DE DRAGUTIN TADIJANOVIĆ





  
Traducción de la Prof. Željka Lovrenčić


DRAGUTIN TADIJANOVIĆ nació el 4 de Noviembre de 1905 en Rastušje, cerca de Slavonski Brod. Terminó la educación primaria en Podvinje, y la educación secundaria en 1925, en Brod. El mismo año se inscribió en la Facultad de Ingeniería Forestal de Zagreb. En 1928 abandona esa carrera y se inscribe en la de Estudios de Idiomas Eslavos y Filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de Zagreb, graduándose en 1937. Como estudiante, en 1935, llegó a ser el corrector de Narodne novine (Periódico nacional) donde trabajó hasta 1940. Desde 1939 hasta 1945 fue maestro honorario de croata y de literatura en la Academia de Artes Plásticas de Zagreb. En 1940 fue nombrado Instructor de Literatura en el Banato Croata (Banovina Hrvatska)*. En 1944 recibe el cargo de secretario del  Instituto Editorial y Bibliográfico de Croacia. Entonces empieza la fructífera carrera de redactor de Tadijanović. Trabajó en varias casas editoriales y fue redactor de muchas obras particulares y escogidas de diferentes escritores croatas. El 1953 fue elegido miembro de la Academia Yugoeslava de Ciencia y Arte (ahora croata) y durante veinte años fue el director del Instituto de Literatura en la misma institución. Empezó a escribir poesía en 1922 para el periódico escolar Omladina (Juventud) bajo el seudónimo de Margan Tadeon. Bajo su verdadero nombre, Tadijanović empieza a publicar en 1930. Su obra poética contiene más de 500 poemas que además de haber sido publicados en la prensa, aparecieron en colecciones particulares y en antologías. Un gran número de ellas fueron editadas varias veces - entre éstas  Srebrne svirale (Flautillos de plata) - 19 ediciones, con el tiraje de 222.465 ejemplares. La colección Prsten (Anillo) fue publicada en cinco ediciones, y también fueron editadas tres ediciones de sus Obras Escogidas. Además de poesía, Tadijanović escribió prosa autobiográfica y prosa crítico-ensayística. También fue traductor del alemán, del checo y del esloveno. Algunas de sus colecciones han sido traducidas a veinte idiomas (esperanto, macedonio, francés, inglés, alemán, italiano, esloveno, búlgaro, español, etc.). Tadijanović recibió numerosos premios y reconocimientos por su trabajo literario. Es miembro honorífico de muchas sociedades literarias y culturales, fue Presidente da la Sociedad de Escritores Croatas  y ciudadano ilustre de varias ciudades.  Ha sido propuesto para el Premio Nobel de Literatura.

* Provincias gobernadas por el Ban. En la historia croata el Ban era tenedor real del poder ejecutivo.


EL VINO Y YO
(Vino i ja)


Estoy acostado borracho junto a la carretera en el campo,
Y la luna amarilla brilla sobre el trigo amarillo…
La señora luna me amenaza. Y me llama.
¡Escucha, está llorando!

Pero, yo me río del cielo y de la luna canosa:
Mis dientes brillan a la luz de la luna.
A la derecha está mi casa, debajo del cerro.
De la chimenea hollinienta a las estrellas sube el humo gris.

Mi voz susurra al viento y a los pájaros.
Yo sé: los gorriones en las copas de los árboles están espiando.
Las hojas me adormecieron con su susurro
Como la madre. Como la madre al niño.

Tomé el vino,
Tomé el vino. Fuerte…
Anhelo los hombros de las mujeres y las caderas blancas.
Mirar. Acariciar.

Ni siquiera pienso que la luz de la luna
Tranquila y verde,
Acariciará la hierba de mi tumba mañana,
Pasado mañana. ¡Quizá!

Mi hermana mayor  trabaja  en el viñedo,
 La más joven cuida las vacas
En el campo. Y en el bosque.
¡Cómo cantan mis hermanas, como cantan!

Te tengo, sí  te tengo…  a ti también. Tengo un amigo.
¡Y tu hermana, hay! hay!… como toca a Chopin y a Liszt
Y yo sólo sonrío
¡ Sólo sonrío… cuando el árbol retoña!

Ahora pienso en serio:

¿No es igual
Estar acostado en el trigo maduro, borracho, escondido,
Que ir al alba a la pradera
Y con mi padre segar la hierba,

Con el hosco padre segar…?

 Rastušje, Junio y Julio de 1927


LOS LIRIOS EN EL CAMPO
(Ljiljani u polju)

Con  paso silencioso me acerco a los lirios
En el campo; quebrado… Acaricio sus cabezas.
Ellos se mecen al viento, lentamente, lentamente.
Como si rogaran  al Dios de los cielos:
Se inclinan y golpean con la mano sus verdes pechos.

Mis ovejas pastan en el campo. Mansas.
Entre las plantas jóvenes … El cordero se extraña con el lirio:
¿Tan blanco que es?
Las blancas nubes viajan por el cielo.

Mis ovejas están tristes. Y con tristeza pastan.
¿Dónde está ella, la que les musitaba melodiosamente?
Blanca, tierna, cariñosa…
Ah, ella ya no está… No está Lelia.

Rastušje, 26 y 27 de Agosto de 1929, lunes y martes      


LA TIERRA ME LLAMA
(Zemlja me zove)

La  tierra me llama, la tierra me llama: mi madre.
Abre cordialmente la puerta, negra y enorme,
Y espera que entre en su sencilla recámara,
 En su recámara silenciosa y sin sol.

Mi madre me llama: - ¡Ven, acuéstate, duerme!
Te cubriré con un cobertor ligero,
¡Te cubriré con el follaje amarillo, con el follaje marchito!

Los gusanos de la tierra, de mi madre,
Por largo tiempo gozarán de mí:
¡Habrá un rico festín en mi ataúd!

Teje para mí, tierra, teje una blanda alfombra de hierba
Y cúbreme con ella, a mí, cansado,
Cuando sueñe entre los gusanos.
Sobre mí, por siglos, temblará una estrella melancólica.

Rastušje, 1 de Octubre de 1929, martes 


ME QUITARÍA EL SOBRERO FRENTE AL SEÑOR
(Skinuo bih šešir pred Gospodinom)

A la entrada a Rastušje, en una colina,
Desde el año mil novecientos y diecinueve,
En una cruz negra de hierro
Cuelga Nuestro Señor Jesús
 Pintado de plateado.

En invierno lleno de escarcha,
En verano quemado por el sol del cielo:
Cuando, por la lluvia, en él se agarra el herrumbre,
De nuevo le pintan,
Dorado o plateado.

¿Y yo? Siempre al llegar
A Rastušje, al regreso
De la ciudad grande; triste, con la cabeza agachada,
Delante del Señor plateado,
Con devoción me quitaría el sombrero… si lo tuviera. 

Rastušje, mediados de Agosto de 1931
  

EN LA NOCHE PROFUNDA, EN LA BLANCA NOCHE INVERNAL
(Dugo u noć, u zimsku bijelu noć)

En la noche profunda, en la sorda noche invernal,
Mi madre teje el lienzo blanco.

Su figura inclinada y sus cabellos canosos
¡Hace ya tanto que la bañaron en lágrimas!

El reflejo de la lámpara desde la ventana se extiende en todo el patio
En la nieve que cae fuera
En el silencio sin fin, en el silencio sin fin:
Ángeles del cielo con  sus delicadas manos,
Bajan estrellitas heladas a la tierra
Cuidando de no despertar a mi tesoro.

En  la noche profunda, en larga noche solitaria,
Mi madre teje el lienzo blanco.

¡Oh, madre triste! Díme, ¿qué es lo que brilla
En tus ojos

En  la noche profunda, en la blanca noche invernal?

Rastušje, en mediados de Agosto de 1931


LUZ DE LA LUNA  
(Mjesečina)

Mira, detrás del bosque de robles, en el oscuro brillo y el silencio,
Se entrevió la luna. Roja. Y redonda.

El verano pasado, del banco al pie del castaño,
Miraba contigo, entusiasmado,
La salida de la luna llena detrás del bosque de robles,
En la blancuzca luz y en la risa.

¡Oh, qué frágiles juguetes somos
en las duras manos  de los verdugos!

Estoy triste, y estoy completamente solo:
La luz de la luna esta noche riega tu tumba.
La luz de la luna esta noche sólo a mí me susurra
Que tú no estás, y no estás para siempre.

Oh, mucho, mucho, mucho después de nosotros
Otros ojos mirarán como miramos nosotros:

El día soleado se inclinó,
Las sombras de la noche se prolongaron;
Aparece la luna 
Tras el bosque de roble, en el brillo oscuro y  el silencio.

Rastušje, 30 de Agosto de 1931       


LOS  CAMPOS DE LABRANZA ESTÁN LEJOS DE MÍ
(Daleko su od mene oranice)

Frente a la universidad paseo con mi amigo
Bajo los castaños: él  habla y habla
Sobre  literatura; cuando por fin se cansa
Se va, como siempre, a su casa a almorzar.

Siempre así: al fin me quedo solo.
Entonces me paro en un lugar, miro los miserables
Como se van callados, después  de lavar los platos en que tragaron.
Y miro las palomas blancas: vuelan sobre los tejados.

Y me voy así, despacio, a mi cuarto, pobre, solitario.
¿Quién imagina qué yo tampoco he almorzado?
Sí, yo uso zapatos de charol
Y un brillante bastón negro.

¡Oh, madre querida!
¡Oh, querida alma mía!
Tú todavía crees:
Mi hijo es un señor en la ciudad.

Tu hijo vive en la ciudad de caridad ajena
Y escribe poemas, sí … ¡escribe poemas!
Lejos de él están los campos de labranza de su padre,
Lejos están los campos de labranza…. Nunca labraré, nunca!

Zagreb (La calle de Runjanin, núm. 4) 15 y 16 de Febrero de 1933


DESPUÉS DE SU PARTIDA
(Poslije njezina odlaska)

¿No se quedó tu querido amigo en el pueblo,
En la casita de madera,
Y tú te fuiste a alguna ciudad,
Desconocida para él?

 Oh, si volvieras y entreabrieras la puerta,
Verías a tu querido amigo
Sentado cerca de la pequeña lámpara de petróleo,
Inclinado sobre las palabras echadas en el papel:
Su corona, al caer a la tierra,
Quizás estaría disipada (olvidada flor).

¿Qué hablo?... ¿ Acaso no soy yo
Tu querido amigo
En la casita de madera
Y  los palomos en el techo?

Babina Greda, 13 de Agosto de 1934, lunes por la noche

  
EPÍSTOLA
(Poslanica)

Te saludo, mí corazón,
En la lejana ciudad; te saludo
En la ciudad eterna, Dubrovnik.
Sentado en tu habitación. Observo
La cabeza del ángel sobre
Tu lecho y me parece que te veo
A ti. Cuento los días y las noches,
Les digo: Pasan,
Pasan rápido. Llegará
Tarde o mañana, y mi corazón
Volverá. Entrará en mí, de nuevo,
La alegría; esa de otro tiempo. La cabeza de
Mi querido ángel  reposará en mi mano.
Nuestros labios hablarán
Sin palabras, y el beso
Flotará sobre ellos como la luz
Del sol del atardecer. Hay que
Esperar más, esperar un poco más,
Hasta que regrese mi divino
Corazón de la ciudad lejana.
Hay que esperar un poco más.

Zagreb (Ilica 26), 29 de Septiembre de 1951, sábado por la tarde


SI ALGUIEN…
(Kad bi me netko…)

Si alguien me preguntara:
Amigo, dilo sinceramente,
¿Cuál de los poetas extranjeros
Te gusta más?
Me extrañaría.
¿Se puede responder a esta pregunta?
¡Hay muchos en el Mundo,
Grandes!
¡Todos mis hermanos!
Pero, si hay que responder,
Cerraré los ojos y murmuraré
Los nombres de tres:
¡Hölderlin, Rilke, Trakl!
¿Pero, con qué corazón
No he de mencionar
A mi Leopardi?
Que me perdonen los demás, por favor.


¡Permítanme, Señores Poetas
Que les limpie el polvo de los pies!


Zagreb (La carretera de Mirogoj 8), 24 de enero de 1998.

              

No hay comentarios:

Publicar un comentario