Buscar en este blog

martes, 17 de junio de 2014

PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE ŽELJKA LOVRENCIC EN LA FEC

 


Lovrenčić explica que Morales Milohnic, Skarmeta, Mihovilovich Hernández y Díaz Eterovic pertenecen a un pequeño grupo de selectos escritores chilenos actuales, y concluye con pesar que poco se sabe en Croacia acerca de ellos.

El pasado 14 de mayo, en los espacios de la Fundación para la Emigración Croata, se presentó el libro „Od pustinje do ledenjaka – Književnost čileanskih hrvata“ („Desde el desierto hasta los glaciares – la literatura de los croatas de Chile“), de la Dra. Želka Lovrenčić, su 44° libro de autoría. 


La presentación fue moderada por Vesna Kukavica, directora de la Sección Editorial de la FEC, quien presentó a los promotores y a los invitados especiales. 
Las palabras introductorias estuvieron a cargo de Germán Orlando Ibarra Morán, Embajador de la Rep. de Chile, con traducción simultánea de Darko Mažuranić. El Embajador destacó que el título de esta interesante obra es brillante, ya que verdaderamente la mayor parte de Chile se encuentra ubicada entre el desierto y los glaciares. A continuación, el director de la FEC, el Lic. Marin Knezović, dirigió unas palabras a los presentes. 



Los textos del libro, tanto durante la introducción como durante la promoción, fueron interpretados por el artista dramático Dubravko Sidor.

Željka Lovrenčić, hispanista, traductora y publicista, se ha destacado en estos últimos años como excelente conocedora de las obras literarias de los escritores chilenos de origen croata. Sus investigaciones y juicios más recientes fueron publicados en su monografía „Od pustinje do ledenjaka“, editada por la filial Istria de la Asociación de Escitores Croatas. Entre otras, Lovrenčić es miembro del IWA – International Artist's and Writers Association, y en 1988 fue becada por el gobierno mexicano en dos universidades de dicho país – la UNAM y el Colegio de México -, donde cursó la cátedra de Literatura hispanoamericana. Permaneció en Chile desde 1995 hasta 2000, donde dio clases de idioma y cultura croata en Punta Arenas, y fue Segunda Secretaria (Agregada cultural) en la Embajada de la Rep. de Croacia en Santiago. Actualmente trabaja en la Asociación de Escritores Croatas en Zagreb como directora de la Colección de la Croatica extranjera, que se ocupa de coleccionar obras publicadas por croatas fuera de las fronteras de nuestro país. 



Su obra „Od pustinje do ledenjaka - Književnost čileanskih Hrvata“ fue presentada el año pasado en la feria del libro Interliber, y en Santiago, capital de Chile. En dicho país reside la comunidad croata más numerosa encabezada por exitosos escritores, científicos, políticos y empresarios, para quienes Croacia es su segunda patria. 
La Prof. Dra. Sanja Vulić, croatista de renombre de la cátedra de Estudios Croatas y mentora de la autora, presentó una detallada descripción de la monografía. En el capítulo introductorio, la Dra. Lovrenčić desarrolla el fenómeno de la emigración croata en general. Las cifras que menciona son devastadoras. Se trata de 1.365.000 croatas que dejaron su patria desde mediados del siglo XIX hasta fines del siglo XX, lo que para la nación croata significa un duro golpe demográfico, y la emigración en la actualidad vuelve a intensificarse. Como consecuencia del gran número de croatas que partió hacia Chile, un 1% de la población actual es de origen croata. Entre ellos hay muchos escritores actuales. Si se tiene en cuenta el periodo de los últimos 150 años, puede hablarse de unos doscientos autores de origen croata, muchos de los cuales provienen de la isla de Brač. Justamente estas cifras enormes motivaron a la autora a reflexionar, en el segundo capítulo del libro, sobre las causas de la emigración, y en el tercero se centra en el tema principal: los croatas en Chile. Tres son los centros principales donde se establecen los croatas: Antofagasta al norte, Punta Arenas al sur, y Santiago, la capital, en la región central del país. Gracias al duro trabajo realizado por la primera generación de inmigrantes, y la educación dada a sus hijos a través de grandes sacrificios, los descendientes de croatas ocuparon puestos significativos en la sociedad chilena. Los primeros escritores se registran ya en el siglo XIX, y en el XX aparecen nombres como Lucas Bonacic Doric y Antonio Rendic Ivanovic (nacidos en Brač), Vicente Boric Crnosija, Josefa (Pepita) Turina, Francisco Berzovic, Roque Esteban Skarpa Straboni, Domingo Mihovilovic Rajcevic, Fernando Josseau Eterovic, Zlatko Brncic, Yerko Moretic Castillo, Sergio Vodanovic Pistelli, Amalia Rendic, Cedomil Goic Goic, Desenka Vukasovic de Draksler, Ágata Gligo y Nicolo Gligo Viel, Boris Tocigl Sega, Dinko Pavlov Miranda, Eliana Yañez Eterovic, Astrid Fugellie Gezan, Mario Banic Illane, Patricia Stambuk Mayorga, Emilia Toro Leontic, Hernán Andrade Martinic, Antonio Carkovic Eterovic, Simón Eterovic, Mirna Huentelican Hraste, Catarina Iglesia Kalcina, Esteban Jaksic Rakela, Julio Pedrol Kusanovic, José Perich Slater, María Cristina Ursic, Ángelo Mladinic Nelson, Oscar Andrés Barrientos Bradasic, Luka Fertilio Nikolic, Nikola Fistonic Jerkovic, Andrés Grafulic Yankovic, Zlatko Keglevic Ivancic, Milagros Mimica Soto, Jaime Bristilo Canon, Christian Formoso Bavic, Niki Kuscevic Ramírez. 

Entre los escritores de la tercera generación de emigrantes croatas, la autora destaca especialmente a Eugenio Mimica Barrasi (oriundo de Mimica, al sur de Omiš), Juan Mihovilovich Hernández, nacido en 1951 en Punta Arenas y criado en el barrio croata de dicha ciudad, Ramón Díaz Eterovic, nacido en Punta Arenas en 1956, también oriundo de Brač. 

Lovrenčić toma en cuenta la literatura chilena en general, ya que solo en dicho contexto es posible determinar la importancia del escritor de origen croata. La mayor parte de la obra, el cuarto capítulo, está destinado a tres escritores considerados por la autora como los más significativos: Nicolás Mihovilovic Rajcevic (1916-1986) de Punta Arenas, Antonio Skarmeta Vranicic (1940) de Antofagasta y Andrés Morales Milohnic (1962) de Santiago. Cada uno de ellos representa asimismo una generación de escritores chilenos de raíces croatas. Lovrenčić explica que Morales Milohnic, Skarmeta, Mihovilovich Hernández y Díaz Eterovic pertenecen a un pequeño grupo de selectos escritores chilenos actuales, y concluye con pesar que poco se sabe en Croacia acerca de ellos. 

Para su análisis, la autora consultó una amplia bibliografía, ante todo en idioma español, pero también en idioma croata, y leyó cientos de obras literarias, muchas de ellas minuciosamente, ya que las tradujo al croata, concluyó Vujić.




La autora expresó su agradecimiento por el apoyo de sus colegas y profesores de la Facultad de Filosofía y de la cátedra de Estudios Croatas, al editor de libro, a la Oficina Gubernamental para los Croatas residentes en el exterior, y a la Fundación para la Emigración Croata que representa su „segundo hogar“ desde su retorno a la patria, y con la que participa en proyectos de excelencia como lo fue la exposición „Dodiri svjetova: Hrvatska-Čile“ 2001 („Contacto entre dos mundos: Croacia-Chile“). Expresó asimismo su admiración hacia Chile, un país hermoso en el que vive un gran número de sus connacionales han logrado vivir una hermosa vida. 


Texto: Diana Šimurina-Šoufek

No hay comentarios:

Publicar un comentario