Buscar en este blog

jueves, 7 de junio de 2018

POEMAS DE MILE PEŠORDA



           


           
             Traducción de Željka Lovrenčić



¡O! ESTAS LETRAS, VOCES
(Ah! Ta slova, glasovi)  

¡Oh! Esas letras, voces… Habría que salir
al aire, a una calle tranquila con árboles.
Los amigos ahora en algún lugar beben
riéndose, con ganas de tu ansiedad.

Lees los periódicos: asesinatos, engaños,
masacres. ¿Quién será el siguiente?
¿Quién será perdonado? Te embarga el hielo
mientras aprietas tu corazón bajo la camisa.

¡Oh! esos pensamientos con un vacío en el alma, ese silbido
De las miradas… Habría que marcharnos a otro lugar.
Dejas el periódico – en tus palmas la
huella de sangre fresca. El pensamiento sobre la pureza es imposible, ¿no?

Te acercas al vidrio, el ojo de tu amada, a tu llamada
blanca. En el vidrio hay manchas.
Las moscas charlan mientras recoges los pedazos,
cartas, en la nuca sientes el tropel.

De las migajas
del papel azul (¡esto también es una abertura!):
susurran las copas de los tilos, susurran, susurran…
Habría que salir al aire, bajo algún otro cielo,
enterrar el corazón, dormir, amigos.      


LA ÚLTIMA CENA
(Posljednja večera)

Esta noche el pan no será partido
porque no hay pan
porque ni mano hay

            Esta noche no se beberá vino
                        porque no hay vino
                        porque no hay cáliz

            Esta noche no se cortará la manzana
                        porque no hay manzanas
                        porque no hay cuchillos

            Esta noche no se encenderá las velas
                        porque no hay velas
                        porque no hay luz

            Esta noche no habrá alegría
                        ni besos
                        ni amor

Esta noche sólo las ratas tendrán fiesta
            porque no estamos
            así no estamos





LLEGÓ LA ALEGRÍA
(Evo radosti)

Llegó la alegría
He aquí la pena vertida en el canto poderoso

En el umbral de la conciencia al alcance de la palabra
Con la copa vacía y la garganta estremecida
Invitaban a la rebelión
(Algo temblaba en el ser verdadero)

Una fuente de tierra llena de palabras
El festín listo para aquel
Que traiga la Voz
(Helo aquí, mudo, todo en costras)

Y aquello de hace tanto engendrado en el principio
Y en el pensamiento de nuevas generaciones
Nos inunda como una ira divina
Como una pluma empapada en sangre de amor

He aquí la pena que nos inunda
Hela aquí la fuente con la comida para ustedes tristes hermanos     



GENTE SABIA
(Mudri ljudi)

            Gente de los peñascos; vital, gente sabia
en la piedra delinean su viva firmeza
de sus pipas sale su alma
para que digan la palabra razonable y a Dios y al sol
sale el alma en forma del discurso
lleno de sangre

Gente sabia, hijos del sufrimiento original
crecidos en los umbrales de piedra que dan 
fuerza
sacuden las cenizas del tabaco puro sobre la oscuridad
del sol
con su mirada observan el delirio de la tierra
roja de los látigos de los guerreros

Con su mirada domestican el ovillo de serpientes


Y mientras los extranjeros discuten alrededor de las
mesas negras
la gente sabia deja el humo de amargura antigua
tallados en el aire, en la piedra,
la tierra y la leche de cabra

Los ojos cerrados hablan al horizonte
sobre la presencia de la pesadez



MI PADRE
(Moj otac)

Mi padre de corazón más grande que el sol
Mi padre de voz más bella que el discurso del mar
Mi padre de cuerpo que supera los montes
Mi padre de espíritu que humaniza la piedra
Mi padre a quien destruyó el cielo hambriento y
la tierra hambrienta

me tocó la mano con su mano quebrada y me dijo:
Una palabra suave para esta tierra, hijo
Mi padre voz de la profundidad
Mi padre hierba en las costillas
Mi padre sol en los peñascos

Como de esta fuerza te alabe yo, tan diminuto, a ti padre


SEQUÍA
(Suša)

Sinnúmero de astillas afiladas que gimen
O pan nuestro de cada día, la leche es roja
Cuando la noche este harta, llegará el día sediento
Con alas más bellas que cuchillas

La entraña lechosa secó y el manantial que nunca tendrá
la forma de los senos de mujer
Cerca de los fuegos volcánicos lavaríamos nuestras manos
Para no olvidar el olor del agua

Si brotara la leche azul como el mar
Los paladares de los niños perderán el sabor de la sequía
Y las aguas en vano besan las crines fogosas
Porque los labios están agrietados en el odio del cielo  
   

OLVÍDATE DE LA LENGUA AJENA
(Zaboravi tuđi jezik)

Esta noche tu piel me introduce
A los caminos secretos de nuestra casa. Soy un
Animalito embebido por la carne, belleza
Sin comparación, mientras nos llevan

Nuestras almas salvajes. ¿Y mañana, qué hablarán
mañana heridas bonitas, a algún otro ojo?
Olvídate, olvídate, henos aquí,
Nos mece una ola, olvídate, amor

La lengua ajena. La verdad se conoce
En la flor de tu boca, flor que
Recoge tantos enjambres de abejas
Tantos ángeles malos

Que se nos mostró el arco iris en el cielo,
Signo nacido en una fantasía
Apasionada. Y el cabello ya hace su nido
Para nuevas muertes.

Nuestra casa, esta noche me lleva
Por los pétalos secretos de tu piel,
Con el deseo que es el discurso de las bóvedas, de
Cuerpos elevados para otros amaneceres.


NADIE MIRA
(Nitko ne gleda)

Nadie mira
A nadie. Los ojos vacíos
No sienten

Ninguna plegaria.

En medio del
Mundo
Duermen.

Los cascos golpean: por el cielo.

Nadie dice nada
A nadie.
Todo se sabe.

La mano extendida agarra el aire tibio.

Las hormigas.
Bajo la corteza.
Perforan el alba.

“¡Luciérnaga!¡Luciérnaga!”
Suspiró (la piedra) bajo los senos.

El ojo.
Interior.
Busca al universo.

Viajero en el arbolito
Invernal.

Nadie ve a nadie.
Quizás el ojo creador –
Disuelve: ¿El ser?

Y las palabras fluyen.
En los abismos sin fondo.


LA LÁPIDA DE BAŠKA
(Bašćanska ploča)*

I.
La palabra que arde
En la isla
Cubre la tierra

La casa que ofrece
Sus senos grises
Para un beso

Para el brillo del hombre sin hogar

*Lápida de Baška –  antiguo monumento en lengua croata grabado en piedra en escritura glagolítica. Data del año 1100 (N. de la T.). 

EL OLOR DE LA TIERRA
(Miris zemlje)

Olor a tierra olor de agua bendita
Corremos a tu abrazo, madre

Tus asesinos están listos
Ya brillan las dagas de sus ojos
Ya vomitan fuego de las grietas
El fuego que quemará las semillas

De corazón abierto
Corremos hacia ti indiferente
Tus hijas rocían el cuerpo del cielo amando

De las heridas de tus hijos
Brota una flor

EL PAISAJE CON EL POZO
(Krajolik sa zdencem)

Este paisaje siempre nuevo
Esta gente unida a la piedra
Con el cielo el sol las hierbas

El grito de la perdiz lo corta un balazo
La sangre por lo grisáceo por los espinos
Sangre por el horizonte

El sacrificio se ofreció
Llegó la luz
Anunciación, anunciación
Anuncian las cornejas con voz solemne

El andar es duro terrible brillo
¿Dispersa los gallos
la presencia de la oscuridad?
¿Abrazará la virgen felizmente relajada,
la fuente de ansiedad?

Este paisaje es irrepetible
Con el pozo en la roca viva
Con la belleza mítica del silencio        
  
De la colección poética El libro del amor y del furor /Knjiga ljubavi i gnjeva

Mile Pešorda nació el 15 de agosto de 1950 en Grude, Bosnia y Herzegovina. Se graduó en filología románica en la Facultad de Filosofía y Letras en Sarajevo. También, estudió filosofía, literatura y filología croata. Cursó el postgrado en Zagreb y París donde aplicó para el doctorado con el tema „La idea de Europa en obra de Andrić y Krleža”. Organizó y dio clases de lengua croata en la Universidad de Rennes, capital de la provincia francesa de Bretaña. En esta ciudad fundó la Sociedad de la Amistad Francesa - Croata.
Publicó sus primeros poemas en 1967 en la revista de Sarajevo Lica (Rostros) y su ciclo más grande de poemas le publicó el conocido escritor Mak Dizdar. En el año 1968 empezó a editar la revista Espejo, que fue prohibido por el gobierno. Es iniciador de varias manifestaciones culturales y otras actividades, fundador de bibliotecas y editor de una centena de libros de los autores nacionales y extranjeros. También es uno de los iniciadores del periódico para la cultura Hrvatsko slovo (La letra croata) donde fue sub director en jefe y editor para la cultura. Fue miembro del Consejo editorial de la edición croata de la „Lettre internationale”.
Sus poemas fueron incluidos en destacadas antologías europeas y mundiales.
Fue director del Centro cultural croata en Sarajevo desde el 1999 hasta 2000 y participante de los primeros Encuentros literarios en Sarajevo en el 2000.
Es miembro de varias instituciones culturales, entre otras de la Sociedad de Escritores Croatas y de la Sociedad Croata para la Ciencia y Arte de Bosnia e Herzegovina.
En el año 2017 llegó a ser miembro de la Academia Europea de Ciencia, Arte y Literatura en París.
Algunas de sus antologías poéticas son: Život vječni (La vida eterna, 1971), Knjiga ljubavi i gnjeva (El libro del amor y el furor1998), Slušam tvoj glas (Escucho tu voz, 1980), Izabrane pjesme (Poesía seleccionada, 1985) etc. 
Sus poemas han sido traducidos a veinte idiomas y publicados en numerosas antologías y panoramas poéticos.  (Ž.L.)
            

No hay comentarios:

Publicar un comentario